La peligrosa pulsión por controlarlo todo

Enlace

El anuncio del gobierno nacional sobre el lanzamiento de un nuevo DNI con mayor tecnología dispara, por lo menos, dos dudas tan razonables como preocupantes. La primera es por qué nuestro país ha de embarcarse en la emisión de un nuevo documento, siendo que el DNI ya se ha modificado dos veces en los últimos cuatro años -ésta será la tercera-, y la segunda, por qué ha de contener, además de los datos identificatorios de la persona, otros vinculados con su historia clínica, la Anses, el PAMI y la tarjeta SUBE.

Artículo completo en La Nación.

Anuncios